La Tarjeta Sanitaria Europea es un documento oficial que te permite desplazarte por todos los países que conforman el Espacio Económico Europeo y Suiza. Su función es garantizar que en caso de necesidad médica no prevista, obtengas un servicio público igual que cualquier otro nacional del país visitado.

Con este documento perteneciente a la Seguridad Social, quedarás protegido ante un eventual tratamiento médico urgente durante un viaje de ocio, estudios o trabajo.

En la actualidad, gracias al sistema de solicitud y renovación de la Tarjeta Sanitaria Europea por teléfono, resulta mucho más sencillo obtenerla de manera rápida y eficiente. 

A continuación, resolveremos todas las posibles dudas que puedan surgir acerca de la solicitud o renovación de la Tarjeta Sanitaria Europea por teléfono desde tu domicilio. 

¿Qué es la Tarjeta Sanitaria Europea?

La Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) es un documento unipersonal e intransferible que acredita el derecho a los ciudadanos españoles a una prestación médica urgente en cualquier país miembro de la Unión Europea o los países de Suiza, Islandia, Liechtenstein, Noruega y Reino Unido. Su validez se contempla al menos hasta 2021.

La TSE no es válida cuando la finalidad propia del desplazamiento sea recibir cualquier tratamiento médico. En estos casos, es necesario que el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) o el Instituto Social de la Marina (ISM) emitan el formulario correspondiente. El documento tampoco será válido si se traslada la residencia principal al territorio de otro Estado miembro.

Sirve para identificarte como usuario del Sistema Europeo de Salud y, de esta forma, disponer de acceso a recursos y sistemas sanitarios disponibles de cualquier país europeo.  

El tratamiento médico ofrecido se realizará de acuerdo con la regulación de cada país, siempre bajo las mismas condiciones que sus nacionales asegurados. 

Por lo tanto, si el país cuenta con un sistema de sanidad pública gratuita, nunca tendrás que pagar por un tratamiento, mientras que, si tiene un modelo híbrido, puede que debas pagar una parte de los costes. Estos importes no son reintegrables.

¿Quién puede solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea?

Todas las personas titulares del derecho y beneficiarios a su cargo que cumplan todos los requisitos exigidos y recogidos por la legislación española y por los Reglamentos Comunitarios de Seguridad Social puedes solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea por teléfono. 

¿Quién puede beneficiarse de la Tarjeta Sanitaria Europea?

Un requisito indispensable para tener derecho a una TSE es estar asegurado o cubierto por un sistema de Seguridad Social Estatal en cualquier Estado miembro de la Unión Europea, Islandia, Liechtenstein, Noruega o Suiza. 

Cada miembro de una familia que esté viajando debería tener su propia TSE, ya que es un documento unipersonal e intransferible.

También tienen derecho a poseer una TSE las personas de países no pertenecientes a la UE, que residan legalmente en cualquiera de los países de la UE y estén cubiertos por un régimen de Seguridad Social Estatal. 

Sin embargo, los nacionales de países no pertenecientes a la UE no pueden utilizar su Tarjeta Sanitaria Europea para recibir tratamiento y atención médica en Dinamarca, Islandia, Liechtenstein, Noruega o Suiza.

¿Cómo puede obtener una Tarjeta Sanitaria Europea por teléfono?

Para obtener una Tarjeta Sanitaria Europea por teléfono tiene que ponerse en contacto con el organismo de seguro de enfermedad en el que esté asegurado, que es el responsable de asumir todos sus gastos de asistencia sanitaria.

¿Qué validez tiene la Tarjeta Sanitaria Europea?

La Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) es válida hasta la fecha de caducidad indicada en la misma. El uso de la TSE durante su periodo de validez está condicionado por una serie de requisitos que el titular debe cumplir en todo momento. 

En caso de incumplimiento, todos los gastos originados podrían llegar a ser reclamados en concepto de prestaciones indebidas, según lo previsto en el artículo 76 del Reglamento (CE) 883/04.

En el caso de los ciudadanos españoles, estas son algunas de las premisas claves que permiten comprender mejor la vigencia de la TSE:

  1. Es un documento personal e intransferible. La cobertura del documento no puede traspasarse a un familiar, amigo o cualquier otra persona.
  2. Solo cubre necesidades médicas originadas en estancias temporales en el extranjero. No puede ser usado como método para obtener un servicio sanitario en otro país.
  3. Tiene una vigencia general de dos años desde que se expide. Sin embargo, su validez depende de que las condiciones que dieron origen al derecho a la tarjeta se mantengan.
  4. Las personas en paro solo podrán usarla mientras dure su prestación y los extranjeros residentes en España hasta que finalice su permiso de residencia.

El listado de Estados en los que tiene validez la TSE son: Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovenia, Eslovaquia, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumania, Suecia y Suiza. 

¿Cuándo renovar la Tarjeta Sanitaria Europea?

Puede renovar la Tarjeta Sanitaria Europea por teléfono cuando se acerque la fecha de expiración de la misma, visible en el anverso del documento, o en caso de pérdida o extravío.

Los dos trámites siguen el mismo proceso, que puede completarse fácilmente a través de internet, cualquier oficina de la Seguridad Social o, como ya hemos mencionado, por teléfono. 

En cualquiera de los tres casos, el periodo de recepción de la TSE será el mismo, no superando los 10 días laborales. 

Es recomendable comprobar la validez de la tarjeta antes de realizar cualquier viaje en el Espacio Económico Europeo y revisar que las condiciones de cobertura sanitaria siguen cumpliéndose. Para ello, también se puede renovar el documento de manera preventiva.

Solicitar algún tipo de tratamiento médico en un país extranjero sin cobertura en la sanidad pública implica acudir a un centro privado, donde la factura puede conllevar una elevada deuda que deberá ser saldada por el solicitante. 

¿Cómo solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea por teléfono o internet?

Los usuarios tienen a su disposición tres vías distintas mediante las cuales pueden conseguir la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE): en la Sede Electrónica de la Seguridad Social, en las oficinas CAISS o por teléfono.

La expedición de este documento es responsabilidad del Ministerio de Trabajo y del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS).

Para solicitarla a través de Internet, hay que acceder a través del portal de la Sede Electrónica de la Seguridad Social. No es necesario disponer de certificado digital para acceder y hacer uso de este servicio. 

También se puede conseguir acudiendo a alguno de los Centros de Atención e Información de la Seguridad Social (CAISS), solicitando cita previa, o en las Direcciones Provinciales o Locales del Instituto Social de la Marina (ISM), cuando sea necesario aportar documentación que acredite el derecho a exportar las prestaciones sanitarias. 

La última vía para obtenerla es conseguir la Tarjeta Sanitaria Europea por teléfono, llamando al número 901 16 65 65. Es necesario indicar todos los datos requeridos que prueben el derecho a poseer la tarjeta. El operador pedirá todos los datos e información personales, datos de contacto y número de afiliado en la Seguridad Social, entre otros. 

La atención telefónica está disponible de forma ininterrumpida de lunes a viernes, de 9.00 h de la mañana a 20.00 h de la tarde. El proceso que sigue la renovación de la TSE por teléfono es el mismo que el de su solicitud. 

En cualquiera de los casos, la expedición de la TSE no superará los 5 días, siempre que no necesite presentar ningún tipo de documentación especial complementaria. 

La TSE se enviará al domicilio que figura en las Bases de Datos de la Seguridad Social, por lo que es un requisito indispensable que esté siempre actualizado. 

Solicitud gestionada de la Tarjeta Sanitaria Europea

La solicitud de la TSE puede conllevar distintas dificultades a lo largo de su proceso burocrático. 

Con el objetivo de optimizar este trámite y hacerlo lo más sencillo posible, todos los usuarios tienen a su disposición otras vías gestionadas, además de las ya mencionadas, como las que se ofrecen en Tarjeta Europea. 

Realizar una solicitud y renovación de la Tarjeta Sanitaria Europea gestionada trae consigo un amplio abanico de ventajas y beneficios. 

Además, los usuarios ahorrarán mucho tiempo y energía, ya que solo tienen que completar unos sencillos pasos. Los datos pueden completarse rápidamente desde cualquier lugar por solo 9,99€ incluyendo, si es necesario, soporte telefónico, asesoramiento y todo tipo de información y ayuda para tramitar exitosamente el proceso.

¿Qué puede hacer si su autoridad local se niega a darle una Tarjeta Sanitaria Europea?

Si solicita una Tarjeta Sanitaria Europea, su autoridad local está obligada a proporcionártela o, en caso de no ser posible que la tarjeta esté inmediatamente disponible por diversos motivos, tendrá que ofrecerle un certificado de sustitución provisional. En caso de que no lo haga, está en su derecho de poder apelar.

¿Qué puede hacer si no se reconoce la Tarjeta Sanitaria Europea en el extranjero?

Es posible que las autoridades de cualquier país de la Unión Europea o Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza, no reconozcan su TSE. 

En este caso, puede pedirle al seguro médico de su país que se ponga en contacto con el médico u hospital extranjero. Esta llamada debería ser suficiente para resolver el problema, pero en caso de que no sea así, puede consultar sus derechos en SOLVIT.