Organizar un viaje, solo, en pareja o en familia, siempre es una tarea fácil y motivadora. Con este artículo queremos ofrecer información sobre cómo solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea para niños, para evitar que puedan surgir imprevistos que arruinen vuestras vacaciones. 

A prácticamente todo el mundo nos encanta viajar y disfrutar de las maravillas que ofrecen otros destinos, así como degustar su particular gastronomía y aprender de su cultura. 

Sin embargo, antes de poner en marcha cualquier viaje, especialmente si vas acompañado de niños, es imprescindible cuidar al detalle algunos preparativos importantes, como tener al día toda la documentación básica o asegurarse de la asistencia sanitaria del país de destino.

Para poder gozar de los servicios de asistencia sanitaria sin que suponga un gasto extra, todos los miembros deberán estar en posesión de sus Tarjetas Sanitarias Europeas (TSE), sin excepciones. 

En el caso contrario, la deuda podría ascender considerablemente y es el beneficiario, en todo caso, quien debe asumir el gasto. Además, en ningún caso este dinero es reembolsable. 

Por ello, es importante tener en cuenta el plazo máximo de envío de la TSE, que nunca es superior a 5 días. También, tener actualizados los datos del domicilio en las bases de datos de la Seguridad Social, ya que será a la dirección que se envíe. 

La Tarjeta Sanitaria Europea para niños, al igual que la de los adultos, es un documento personal e intransferible que proporciona un amplio abanico de ventajas y beneficios en relación a prestaciones sanitarias durante una estancia temporal en el territorio del Espacio Económico Europeo.

Su función va dirigida a titulares del derecho a la asistencia sanitaria y beneficiarios a su cargo, siempre y cuando cumplan todos los requisitos exigidos por la legislación española, así como por los Reglamentos Comunitarios de la Seguridad Social. 

Gracias a la Tarjeta Sanitaria Europea para niños, los beneficiarios tendrán el derecho de recibir atención sanitaria pública en cualquier país perteneciente a la Unión Europea y todos los países afiliados al Tratado de Schengen.

Estos países son los siguientes: Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumania, Suecia y Suiza.

El derecho a recibir asistencia médica solo es efectivo cuando la causa de viaje sea por motivos de trabajo profesional, estudios o turismo. También es válido cuando se necesita cubrir alguna atención médica de urgencia, así como enfermedades crónicas. 

Este último caso no garantiza la gratuidad de la asistencia médica total y en determinados países y según qué tratamientos o medicinas, será el propietario el que asuma los gastos derivados, siempre en igualdad de condiciones con los ciudadanos del país donde se encuentre. 

Por el contrario, la TSE no es válida cuando la finalidad principal del desplazamiento es recibir cualquier tipo de tratamiento o atención médica. Tampoco es válido el documento si se traslada la residencia al territorio de otro Estado miembro.  

En caso de realizar un viaje o traslado en familia, los menores de edad que ya estén en posesión de su DNI propio, también deberán tener una Tarjeta Sanitaria Europea para niños exclusiva. En el caso de los bebés, no existe la obligación de solicitar una Tarjeta Sanitaria Europea a su nombre. 

El requisito indispensable para conseguir la Tarjeta Sanitaria Europea para niños a su propio nombre, es que el adulto titular del derecho también pueda obtenerla. Por el contrario, el niño no podrá solicitarla ni poseerla por ninguna vía. 

Una de las cuestiones más frecuentes en familias con menores de edad es cómo solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea para niños a través de internet. 

A continuación, te vamos a mostrar cuál es el procedimiento para conseguirlo la Tarjeta Sanitaria Europea para niños, en caso de que vayáis a realizar un viaje a cualquiera de los países que conforman la Unión Europea o estén adheridos al Tratado de Schengen.

Cómo solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea para niños paso a paso

Antes de empezar con el procedimiento, debes saber que, al igual que en el caso de los adultos, existen tres maneras distintas para realizar el trámite de solicitud de la Tarjeta Sanitaria Europea para niños: vía online, vía teléfono o acudiendo físicamente. 

Para solicitarla telefónicamente, debes llamar al número del teléfono de atención de la Seguridad Social: 901 166 565. Debes aportar todos los datos personales y de contacto requeridos por el operados para poder completar exitosamente el trámite. 

También puedes conseguir la TSE de forma física, acudiendo a alguno de los Centros de Atención e Información de la Seguridad Social (CAISS), solicitando cita previa en el CAISS elegido. 

Aunque las tres formas de conseguirla son igual de seguras y efectivas, vamos a centrarnos en cómo conseguir la Tarjeta Sanitaria Europea para niños a través del trámite electrónico. 

Solicitarla a través de la vía online es la opción más rápida y sencilla, con la que solo te llevará unos minutos conseguir la Tarjeta Sanitaria Europea para niños. 

Tanto si vas a solicitarla por primera vez como si vas a renovarla, puedes acudir a la web de tarjetaeuropea.com. Esta web facilitará y agilizará todos los trámites necesarios, consiguiendo enviar la solicitud en un tiempo récord y disminuyendo la aparición de posibles inconvenientes. 

A la hora de solicitar la tarjeta para tu hijo a través del portal online de tarjetaeuropea.com, tendrás que rellenar su formulario de solicitud. 

Antes de rellenar el formulario que aparece en la web, debes saber que tienes  a tu alcance dos opciones para solicitar la TSE para tus hijos.

La primera vía es sacar una Tarjeta Sanitaria Europea individual, unipersonal e intransferible para cada uno de los niños, en la que figuran sus nombres como propietarios de la misma. Si eliges esta opción, a la hora de rellenar el formulario debes seleccionar la opción “Solo para beneficiarios a tu cargo”. De esta forma, cada uno de los niños será el poseedor de su propia TSE. 

La segunda vía consiste en solicitar que los niños figuren como beneficiarios en tu propia Tarjeta Sanitaria Europea. En este caso, todos podréis disfrutar en la misma medida de las ventajas y derechos que concede la tarjeta. En el formulario del portal online, tendrás que seleccionar la opción “Para ti (como titular) y para beneficiarios a tu cargo (tus hijos o personas a tu cargo)”.

Una vez hayas decidido y tengas claro cuál es la opción que mejor se adapta a vuestra circunstancia, simplemente tendrás que rellenar todos los campos del formulario aportando la información básica y necesaria: número de afiliación a la Seguridad Social, nombre, apellidos o DNI, entre otros. 

De esta forma se tramitará la solicitud y se pondrá fin al procedimiento. 

A partir de este momento, queda constancia de tu solicitud y solo tendrás que esperar a que llegue la TSE de tus hijos. 

Sea cual sea la forma de solicitud de la TSE, el plazo de envío estará comprendido entre los 10 y 15 días, como mucho. 

Se enviará al domicilio que figura en las Bases de Datos de la Seguridad Social, por eso es imprescindible mantenerlo actualizado en todo momento. En ningún caso, la TSE se entregará en mano. 

Cuando no sea posible la emisión de la TSE, por diversos motivos, o si su desplazamiento es inminente, podrá solicitar el Certificado Provisional Sustitutorio (CPS) de la TSE. 

El Certificado Provisional Sustitutorio

El CPS ofrece exactamente la misma cobertura que la TSE. Los propietarios gozarán de los mismos beneficios y derechos y tiene una validez de 90 días como máximo desde su fecha de inicio.  

 

La Tarjeta Sanitaria Europea es un documento esencial para todos aquellos ciudadanos españoles que quieran viajar en familia con sus hijos a algún país de la zona europea que figure en la zona Schengen, ya que te permite recibir atención sanitaria en estos lugares con los mismos derechos que un residente.

Los Estados en los que tiene validez la TSE son todos los pertenecientes al Espacio Económico Europeo: Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría Irlanda, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumania, Suecia y Suiza.

Recuerda siempre que lo más importante es viajar seguro, y más aún si viajas con niños menores de edad. Cualquier incidencia sanitaria fuera de vuestro país puede suponer un problema mucho más que sanitario, a lo que hay que añadirle los elevados gastos médicos. 

Ahora que ya conoces todos los trámites y las posibilidades que tienes para conseguir la Tarjeta Sanitaria Europea para niños, es momento de planificar y disfrutar del viaje de vuestros sueños.