Qué pasa si no tienes tarjeta sanitaria europea

 

Viajar sin TSE

Si vas a pasar varios días en algún país de la Unión Europea y eres un ciudadano español, la opción más recomendable para recibir asistencia sanitaria gratuita es solicitar la tarjeta sanitaria europea (TSE), un documento personal que te permitirá acudir al médico en cualquier país que forme parte del espacio Schengen. En tarjetaeuropea.com puedes solicitar tu TSE en pocos minutos y de manera sencilla, para que puedas gozar de asistencia sanitaria en tus viajes a los países de la Unión Europea.

Esta tarjeta tiene una validez de dos años desde su fecha de expedición, por lo que es habitual que, si eres una persona que realiza viajes habituales a distintos países de la Unión Europea, puede que tengas un despiste y la validez de tu documento vaya a expirar pocos días antes de viajar a tu destino. En estos casos, te podrás preguntar qué pasa si no tienes la tarjeta sanitaria europea durante tu estancia, algo que te vamos a contar a continuación.

Riesgos y problemas de viajar sin la tarjeta sanitaria europea

Si faltan pocos días para empezar tu viaje y te has dado cuenta de que tu TSE está caducada, probablemente no podrás tenerla físicamente, ya que suele tardar unos 10 días en llegar a tu casa desde el momento en el que la pides. Por ese motivo, debes saber qué riesgos y problemas conlleva viajar sin tarjeta sanitaria y no disfrutar de sus coberturas en los países europeos.

En primer lugar, es importante recordar que la tarjeta sanitaria no cubre absolutamente todos los gastos médicos en cualquier país de la zona Schengen. Cada uno de ellos tiene un sistema sanitario diferente; en algunos de ellos tendrás que pagar ciertas cosas (que te reembolsarán al llegar a España), mientras que, en todos los casos, la repatriación y el servicio en hospitales privados no están cubiertos por la posesión de la TSE.

Pese a ello, la tarjeta sanitaria nos garantiza la atención médica gratuita en caso de que tengamos que ir a un hospital por algún motivo inesperado. En caso de que no la llevemos encima, nos veremos obligados a hacer frente al pago completo del servicio sanitario que recibamos (cuanto más grave y peor sea nuestra condición, más tendremos que pagar).

Por este motivo, es recomendable revisar cuándo caduca nuestra TSE para renovarla con tiempo antes de realizar cada viaje, o bien tener en cuenta los plazos de entrega en caso de que sea nuestra primera vez solicitando este documento. Si ya estás en el extranjero y tu tarjeta está caducada, puedes pedir el Certificado Provisional Sustitutorio (CPS), documento que podrás imprimir inmediatamente desde cualquier parte del continente, y que sirve como un duplicado de la TSE y te garantiza las mismas coberturas.

Eso sí, debes saber que si ya estás en territorio extranjero y quieres solicitar tu CPS, tienes que contar con una cl@ve o certificado digital propio, ya que, en caso contrario, no podrás pedir este documento de forma online. Otra opción para garantizar la asistencia sanitaria es contratar un seguro de viaje, el cual te ofrecerá cobertura médica además de otros beneficios como la protección frente al robo o pérdida del equipaje.

En definitiva, es muy importante estar atento a la caducidad de tu TSE, ya que, en caso contrario, podrías llevarte un gran susto si tienes que acudir de urgencia a un hospital en el país donde te encuentres. Solicitar Tarjeta Sanitaria Europea.